Escucha esta nota aquí

Indignados por la decisión judicial que otorga libertad y arresto domiciliario a los dos principales acusados del secuestro y tortura a periodistas y policías en Las Londras, la Asociación de Periodistas de Santa Cruz (APSC) declaró este martes persona no grata al juez de Guarayos, Roberto Cruz Hurtado.

“En esta oportunidad queremos declarar persona no grata al juez Roberto Cruz Hurtado, de Guarayos, por amnésico, pues se olvidó, o por ciego porque no vio que en su mismo juzgado existen antecedentes contra las dos personas a las que él otorga libertad o arresto domiciliario”, señaló el presidente de la Asociación, Roberto Méndez, desde el plantón que instalaron en el Palacio de Justicia.


La tarde del lunes, Cruz dejó en libertad a Hebert Sixto Canaza Sacaca, uno de los acusados del secuestro a 17 personas en la propiedad Las Londras, del municipio El Puente, de la provincia Guarayos, que se registró el 28 de octubre de 2021.

Este sería el segundo fallo de Cruz Hurtado a favor de los encapuchados armados, puesto que el miércoles 22 de junio dejó en libertad a Paulino Camacho Vedia, en las mismas condiciones que favorecieron a Canaza.

Méndez considera que estos dos fallos son “dos puñaladas” al trabajo de la prensa y van “en contra de toda lógica”, pues se presentó toda la evidencia que involucra a los imputados en el hecho.

“En la reconstrucción de los hechos hemos visto llorar a los periodistas hombres, porque no querían volver a recordar y que por esa circunstancia de la vida tuvieron que volver a vivir esta pesadilla, esas siete horas que vivieron cuando fueron torturados, sometidos a vejámenes, amenazados con ser quemados vivos, pero gracias a Dios salieron con vida para contar este testimonio”, agregó.


El periodista de ATB, Percy Suárez, quien fue una de las víctimas de los encapuchados, participó del plantón convocado por la APSC y volvió a mostrar los daños que sufrió su cámara filmadora durante el secuestro. Asimismo, criticó la decisión del juez de liberar y otorgar detención domiciliaria a quienes lo torturaron por más de siete horas el pasado 28 de octubre.

“Por favor que no quede esto impune, que no nos quedemos sin justicia. Aquí al que más tiene se le hace justicia, nosotros no tenemos (recursos económicos) y no tenemos a quién presionar, por eso salimos a las calles a demostrar con pruebas que sí hubo disparo. Si esta cámara no haya captado ese momento, este caso ya hubiera sido archivado”, dijo Suárez.

Comentarios