Escucha esta nota aquí

La primera actividad religiosa de monseñor René Leigue, recientemente posesionado como arzobispo de Santa Cruz, fue la celebración de la misa de fiesta en honor al santo patrono San Juan, en Porongo, donde los festejos fueron cancelados por el triple asesinato de policías. 

Durante la homilía lamentó la “terrible situación” que puso de luto al municipio, donde todos los años se celebra la tradicional caminata sobre las brasas en medio de una verbena popular en la plaza principal.

Ver video:

“A lo mejor no es ahora, viene de antes y se ha llegado a ese extremo. Hay situaciones que no son bien vistas por acá y no están diciendo  nada. Se pueden evitar”, dijo Leigue, quien pidió a los feligreses y autoridades presentes que Porongo necesita recuperar su tranquilidad, "hay peligro en sus calles y desde la unidad pueden lograrlo".

La iglesia estuvo llena de feligreses. Asistieron autoridades locales / Foto: Jorge Ibáñez

Asimismo recordó la necesidad de vivir siguiendo el ejemplo de San Juan, que toda su vida estuvo dedicada a la prédica de la palabra de Dios. “Conviértase, cambie su manera de ser, actuar y hacer las cosas. Hoy en día lo necesitamos. Hay mucha maldad, desorden y miedo”, exclamó poco antes de finalizar su intervención.

Monseñor Leigue llegó este viernes muy temprano a Porongo. En el portal de bienvenida lo esperaba un grupo de jóvenes con globos blancos y amarillos, luego se dirigió hasta el atrio de la iglesia al son de la tamborita y repique de campanas. 

En medio del trayecto una niña le colocó una guirnalda. El párroco Osvaldo Peña y el alcalde Neptaly Mendoza, quien le entregó un reconocimiento, le dieron la bienvenida oficial antes de iniciar la celebración.

Comentarios