Escucha esta nota aquí

Es un hecho que el torneo Clausura no arrancará el próximo viernes 24 de junio. El motivo principal es que hay dificultades para implementar el VAR (video arbitraje) en los ochos partidos de la primera fecha, tal como se acordó en el contrato entre la Federación Boliviana de Fútbol y Tigo, que cedió esta tarea a la empresa Mediaproducción Bolivia SRL (Mediapro).

Este miércoles se conoció que Mediapro recomendó el martes a la FBF que postergue el inicio del Clausura para el 1 de julio porque tenía dificultades con la importación y desaduanización de los equipos que se necesitan para instalar el Video arbitraje en cada uno de los campos deportivos donde se jugará el torneo.

Este asunto será discutido este jueves en consejo superior de la División Profesional. Los 16 clubes deben decidir si comienzan el próximo viernes el Clausura con o sin VAR.

Respecto al tema. Aduana Nacional informó a DIEZ que en su institución no llegó ninguna solicitud de desaduanización de Mediapro y que los equipos mencionados llegaron al país el feriado del martes.

“Para hacer una solicitud primero tienen que presentar la documentación del equipo importado y el pago de los impuestos respectivos. Una vez se cumpla con este requisito se debe hacer la solicitud. Cumplido los trámites puede salir lo solicitado como máximo en 48 horas”, dijo Silvia Salinas, encargada de Comunicación de la Aduana Nacional.

Esa es una parte del problema sobre el VAR en el torneo Clausura, pues a la falta del equipamiento se suma el hecho de que gran parte de los escenarios deportivos que se utilizarán no tienen lista la infraestructura adecuada para la instalación de los equipos.

Según contrato entre la FBF y Tigo son 240 partidos los que se jugarán en el torneo Clausura con asistencia del VAR.

Comentarios