Escucha esta nota aquí

"Todavía no estamos completos" y los alojamientos no lo estarán antes de "finales de septiembre", aseguró el martes Omar Al-Jaber, responsable del hospedaje en el seno del Comité Supremo de Organización de la Copa del Mundo de fútbol en Catar.

Mientras que algunos aficionados se preocupan por no encontrar alojamientos adaptados a su presupuesto en el pequeño emirato del Golfo durante el torneo, del 21 de noviembre al 18 de diciembre, Al-Jaber indicó que el número de reservas se elevaba a "más de 25.000".

"Hablo de reservas, no de habitaciones o pernoctaciones", precisó.

Hay "más de 100.000 habitaciones disponibles", pero este número debería en el futuro llegar a las "130.000 o 140.000", añadió durante la visita de un apartamento tipo en el centro de Doha.

"Si visitan nuestra plataforma oficial, encontrarán muchas opciones", continuó el responsable. "Y si no encuentran hoy, verifiquen mañana, pasado mañana o más tarde, porque de vez en cuando añadimos otras opciones".

El martes, las reservas procedían principalmente de Estados Unidos, México, Reino Unido, Argentina e India.

Normalmente los aficionados encuentran su alojamiento por su propia cuenta. Pero teniendo en cuenta el pequeño tamaño de Catar y su restringida capacidad hotelera, la mayoría de alojamientos están ofertados en una plataforma oficial, reservada a los poseedores de entradas y gestionada por la organización.

Esta plataforma propone, al más de un millón de aficionados esperados, alojamientos (apartamentos, villas, prefabricados, campings, cruceros) en un margen de precio desde los 300 riyales cataríes (81,7 dólares) la noche a varios miles de euros.

"Por supuesto, los precios evolucionan según la oferta y la demanda y las tarifas de los hoteles", precisó Al-Jaber.

Si bien el país ha debido construir numerosos alojamientos permanentes y temporales para el Mundial 2022, el responsable hizo saber que el 85% de las obras ya estaban terminadas y que las últimas lo estarían a "finales de agosto".

Una gran parte de las habitaciones de hotel estaban pre-reservadas por la organización para los equipos, oficiales y los medios de comunicación, pero las que no se utilicen serán liberadas.

Más de 160 vuelos de ida y vuelta diarios desde los países vecinos (Kuwait, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Omán) están también previstos para permitirlos acoger a aficionados.

Catar estará cerrado a los visitantes que no dispongan de entradas para los partidos, los que sí tengan podrán quedarse cuanto tiempo como deseen, según Al-Jaber.

Después de las dos primeras fases de venta, el número de billetes vendidos llega a 1,2 millones. La tercera fase debería empezar próximamente.

Comentarios