Escucha esta nota aquí

Prohibido saltarse el postre, pues sabemos que es uno de los momentos de mayor placer y felicidad, luego de una rica comida. En esta ocasión queremos compartir contigo dos recetas que son como el ying y el yang: similares pero diferentes y ambas se complementan muy bien. Tendrás que probar ambas para decidir cuál es tu favorita, pero ahora te contaremos un poco de cada una. La primera es una receta de origen francés, conocida como Crême brûlée, con solo 4 ingredientes tendrás un postre digno de un rey. La segunda es una variante de la panacota italiana, una crema ligera, pero con un intenso sabor a chocolate y café. Requiere algunos ingredientes más que la anterior preparación, pero el procedimiento es igual de fácil. Y tú, ¿Cuál prepararás primero?

CREMA DE CHOCOLATE

Ingredientes

• 500 ml de crema de leche

• 100 ml de leche

• 100 gramos de chocolate para derretir

• 1 chorrito de licor de café

• 100 gramos de azúcar

• 10 gramos de gelatina sin sabor

Preparación:

Comenzar hidratando la gelatina en 4 cucharadas de leche caliente. Aparte, derretir el chocolate a baño María, para ayudarte puedes agregar una cucharadita de aceite, así derretirá con mayor facilidad. En una olla a fuego bajo mezclar el chocolate fundido con la crema de leche, añadir el azúcar, el licor y la gelatina hidratada. Remover bien para que no se formen grumos. Cocinar sin que rompa a hervir. Una vez listo retirar del fuego y llenar pocillos de cristal con la mezcla. Guardar en el refrigerador al menos 5 horas antes de consumir.

Consejo: puedes realizar esta receta con chocolate blanco. En ese caso sustituye el licor de café por esencia de vainilla. Hornear a 180ºC durante 20 minutos o hasta que doren.


CREMA ASADA

Ingredientes

• 4 yemas de huevo

• 500 ml de crema de leche

• 70 gramos de azúcar

• 1 rama de canela

Preparación

En una olla poner la crema con la canela y calentar a fuego bajo durante unos 10 minutos, teniendo cuidado de que no hierva. Retirar del fuego y dejar reposar media hora. Precalentar el horno a 160°C. Colar la crema una vez haya reposado y en un bol batir las yemas con el azúcar hasta que estén espumosas. Luego agregar la crema de leche de a poco, sin dejar de batir, hasta que esté todo integrado. Verter la mezcla en una olla y cocinar a fuego medio, siempre removiendo, hasta que comience a espesar. Llevará 3 o 4 minutos. Verter la crema en moldecitos individuales, y colocarlas en la bandeja con agua para que se cocinen a baño maría. El agua debería llegar hasta la mitad de las cazuelas. Hornear a 160°C durante 30 minutos.


Comentarios